3 tips para trabajar mejor con el equipo de  Diseño

Por

En el mundo de los Productos Digitales hay 3 preguntas que siempre están vigentes: 1. ¿Qué es UX?, 2. ¿Cómo integramos mejor a los equipos de trabajo? y, 3. No, en serio ¿qué es UX?.

Para la primera y tercera pregunta hay muchas aproximaciones, pero para la segunda, la respuesta universal siempre es: cerrar brechas. Es decir, aproximar los roles de tal forma que el traspaso entre áreas no se sienta como saltos entre islas, sino como una ruta continua.

Mi cierre de brechas entre diseño y desarrollo siempre ha sido aconsejar al equipo de diseño a que entienda la lógica de programación. Pero, claro, estando esta vez del otro lado, en un blog de desarrollo, no puedo repetir ese consejo; y aunque quisiera, tampoco puedo pedirles que sigan la lógica de diseño…

Porque acabaría así.
…pero sí les traigo algunos momentos en mi carrera de diseñador en los que la actitud de algunas desarrolladoras y desarrolladores fue muy valiosa, y ayudaron a que el trabajo fuera más fluido.

1. Pide explicaciones de las decisiones que se toman

En el gran camino de lanzar nuevos features en un producto digital, quienes programan están, normalmente, hacia el final del proceso. Antes de que les centren la pelota, los stakeholders y líderes de producto ya han hecho tiki-taka con pase al arquero incluido.

Se la pasa al Product Owner, que la retiene… ¡la retieeeenneeee!
Entonces, por lo general, a la instancia de desarrollo llega una idea que ya ha sido conversada, validada, negociada, pero sin mayor participación del equipo dev. Y al no estar conectados, no siempre queda clara la utilidad del nuevo feature, ni cómo se conecta con el producto.

Esto hace que generalmente no se cuestione el trabajo recibido, asumiendo que “ya todo ha sido pensado en reuniones anteriores”. Sin embargo, en estas reuniones siempre hay escenarios, casos extremos o conceptos importantes que no han sido considerados y para los que es bueno levantar la mano y pedir claridad.

No se trata de confrontar, sino de estar alineado. Si una decisión no te cuadra o no tiene sentido, levanta la mano y pregunta por aquello que te hace ruido. En el mejor de los casos, te llevas una explicación satisfactoria, que te ayudará a realizar mejor tu trabajo. Pero si no, por lo menos habrás generado una cuota razonable de duda, que al ser resuelta permitirá tener un producto más sólido. Para todos los casos, el resultado es positivo.

“No creo que poner Safaera de fondo en autoplay sea una buena idea” - (Photo by Mimi Thian on Unsplash)
2. Antes de que empiece el diseño, muestra los frameworks o librerías que manejas.

Uno de los mejores proyectos en el que participé, empezó con un desarrollador mostrándome una librería que había investigado. “Es muy cool y me encantaría utilizarla”, me dijo. Le eché un ojo y pues, en efecto, era muy cool, así que la tomamos.

El resultado fue un proyecto con un delivery rapidísimo. No solo porque este developer pudo empezar a implementar esta librería desde el inicio, sino que además estaba motivado por utilizar algo que conocía y que le generaba interés. Además, yo también tuve un punto de partida magnífico: no tenía que crear la interacción desde cero, sino que podía utilizar los componentes de esta librería como base.


3. Haz visible tu trabajo

Me refiero a la forma más literal: muestra el render de tu código a la persona que diseña, para que pueda ver cómo está quedando lo que construyó. No sé como explicarlo, pero a los diseñadores nos emociona ver que nuestros diseños se vuelven “reales” (se imprimen, se publican, se vuelven interactivos…).

No solo le estarás dando ese regalo a quien diseña, sino que además estás generando la oportunidad de hacer QA Visual, recibir feedback, o incluso darlo cuando ves que algún elemento no funciona bien, o construirlo podría tardar demasiado tiempo.

No hace falta tener una review app o desplegar una URL de pruebas, en realidad se logra más o menos el mismo efecto mandando screenshots, gifs, o llamando a la persona a que se acerque a tu pantalla y vea lo que construiste.

“Al final puse Safaera en autoplay nomás, pero con un botón de mute.” - (Photo by Mimi Thian on Unsplash)


Todos queremos crear productos increíbles, que nos hagan sentir que estamos cambiando el mundo y que luzcan bien en nuestro portafolio. Pero la única manera de hacerlo es involucrándonos con el desarrollo de esos productos, y estando dispuestos a dar y recibir mucho feedback.

La conclusión es un cliché, pero de los que funcionan: conversa con tu equipo, no tengas miedo de decir lo que opinas, y abre tu trabajo para que los demás también opinen sobre lo que haces.


*********
Nicolás Lozada es Product Designer en Get on Board. Tiene un curso de UI en Medu, y le encanta hablar sobre diseño (y cada tanto soltar unos buenos memazos) en Medium e Instagram.

Lo más reciente en Blog